Coches clásicos americanos

La historia del automóvil se remonta oficialmente a 1885 y al Motorwagen de Karl Benz; fue el primer vehículo de producción de la historia, aquí trataremos sobre los coches clásicos americanos.

En más de 130 años, la industria automotriz ha llenado innumerables tomos de enciclopedia. Algunos de ellos describen proyectos exitosos y tiempos felices, mientras que otros hablan de fracasos y fracasos automovilísticos.

En cualquier caso, la historia de la industria automotriz es tan amplia y detallada como el mundo que vivimos en sí mismo. No es exactamente indefinida, pero es lo suficientemente enciclopédica como para sorprendernos cada día. Tal es el caso de la rama americana de la industria automotriz que algunos vehículos americanos antiguos están, con razón, entre los coches más innovadores jamás producidos.

3 Curiosidades de los coches clásicos americanos

Deja de preguntártelo y empieza a tomar tus propias conclusiones después de ver estos ejemplos de coches clásicos americanos de segunda mano.

Cuando se observa la diferencia entre los coches americanos y europeos, hay realmente mucha variación. Esto es sorprendente para algo que a primera vista debería ser fundamentalmente lo mismo: un automóvil. Pero hay grandes diferencias.

El estilo y la construcción de los vehículos difiere entre Norteamérica y Europa se diferencian por los valores entre la estética y la funcionalidad.

En Europa se tiende a encontrar coches más compactos con mayor eficiencia de combustible y un diseño más elegante. En la Batalla de los Continentes, ninguno es necesariamente mejor o peor, sólo hay una diferencia de preferencia. Pero es bueno saber las diferencias entre los coches americanos y los europeos.

Cuando se miran los coches americanos frente a los europeos, definitivamente hay una diferencia en la estética. El diseño europeo tiende a ser más elegante y con más estilo mientras que los coches americanos se espera que parezcan más resistentes y utilitarios.

¿Prefieres un montón de texto o ver coches deportivos clásicos americanos?

Los americanos tienen la suerte de que conducir coches en su país es relativamente fácil. En Norteamérica las transmisiones automáticas son las más comunes, y casi todos los automóviles americanos las tienen. Sólo tienes que encender el coche y avanzar, frenar o retroceder. Todo lo que necesitas es concentrarte en la dirección y no en tener un accidente.

No hay que esperar a ese sonido revelador que viene de un cambio manual diciéndote que se acerca a la necesidad de cambiar a la siguiente marcha. Tampoco tienes los aspectos complicados de empujar o soltar el embrague mientras aceleras.

Conducir un coche automático es mucho más sencillo y cualquiera puede hacerlo, ya que requiere mucha menos coordinación. Por no mencionar que no te arriesgas a perder el tiempo si haces las cosas incorrectamente.

Por supuesto, los europeos insistimos en que conducir con una palanca de marchas es realmente fácil una vez que le coges el truco. Algunos incluso prefieren las transmisiones manuales a las automáticas. Dicen que pueden «sentir» el motor y que tienen más control. Pero como eso es probablemente porque es la forma en que aprendieron a conducir y lo que aprendieron primero, no es de extrañar que parezca fácil. Por el contrario, si aprendieron a conducir usando el manejo automático, hacer el cambio a una transmisión con palanca de cambios puede ser intimidante o incluso imposible.

Esta es una de las grandes diferencias y una de las que más te afecta a los conductores americanos cuando conducen coches en Europa. Si no saben cómo conducir un cambio de marchas, están básicamente muertos en el agua.

No sabemos si es debido a su tamaño que se encuentren entre los coches clásicos más buscados en España, lo que todo el mundo sabe que los coches americanos son enormes.

De hecho, todo en los Estados Unidos es más grande, ¿verdad? Desde las porciones en los restaurantes hasta el tamaño de las casas, la gente en los EE.UU. vive a lo grande. Incluso los todoterrenos que consumen gasolina dan la impresión de ser más grandes que los tanques, especialmente en comparación con los vehículos europeos.

Un típico fabricante de coches en Europa, por el contrario, hace coches más compactos. No es sorprendente que el continente que inventó los coches Smart en miniatura tenga vehículos más pequeños en general.

Simplemente no hay tanto espacio en las ciudades europeas, y los automóviles que ves son un reflejo de eso. Desde el estacionamiento hasta el tamaño de la calle, todo es limitado.

Eso se debe a que muchas ciudades en Europa se desarrollaron en un momento anterior a la planificación urbana moderna. Cualquiera que haya vagado por las calles sinuosas de Roma, París o Praga sabe que crear una cuadrícula de grandes y espaciosos bulevares era lo último en la mente de cualquiera.

Las ciudades en Norteamérica, por otro lado, son todas bastante nuevas, al menos para los estándares europeos. Las calles son más anchas, las carreteras y autopistas son más grandes, y mucha gente necesita un vehículo para desplazarse.

Los fabricantes de automóviles americanos y europeos se acomodan a las necesidades y deseos de los clientes para los que fabrican. Lo hacen de diferentes maneras.

Mapa de los Estados Unidos de America y coche clásico americano
Ya sea que consideremos que la unidad anfibia de Oliver Evans de 1805 fue el primer coche americano que se fabricó, o la unidad de la Dureya Motor Wagon Company de 1893, la industria automovilística americana siempre ha estado en el centro de todo esto. Oldsmobile ha tenido su propia línea de montaje operativa ya en 1901. Todos somos conscientes del impacto de Ford en el mundo del automóvil también. Los aerodinámicos Art Deco de los años 30 y los enormes yates de tierra de los años 50 finalmente distinguieron el camino americano del resto del mundo. Los coches musculosos de los sesenta sólo continuaron esa tendencia, e incluso los coches de la época del malestar han jugado su papel en esta eterna lucha por el dominio en el mundo de los coches.

Historia de los coches americanos

La estructura de los coches y la historia detrás de ellos hacen que se vuelvan un clásico. Estados Unidos es el país que ha tenido la mayoría de los coches que hoy en día son una reliquia para cualquiera que lo adquiera y es que la historia de coches americanos clásicos es muy grande para detallarla tanto.

Época dorada de los coches antiguos clásicos

La mayoría de los clásicos que vemos hoy en día nacieron en los años 50, 60 y 70.

En esos años las compañías de automóviles se estaban haciendo muy productivas ya que ellos mismo diseñaban, fabricaban y vendían coches.

De hecho las franquicias de carros para esa época fueron tan rentables que había una en cada esquina.
Hoy en día una máquina como esa tiene un valor de miles de dólares por su estética y conservación a través de los años, los coches antiguos siempre han sido objeto para coleccionistas alrededor del mundo.

Preguntas frecuentes
Por qué el mercado de coches clásicos de EE.UU. tiene algo para todos. Los Estados Unidos es uno de los mercados de coches clásicos más grandes del mundo.
¿Dónde encontrar coches clásicos de Estados Unidos?
– Bringatrailer
– Hemmings
– Craigslist
– Dyler
– ClassicCars
– eBayMotors
– MyClassicGarage
– Barnfinds

Echa un vistazo a los 10 muscle car clásicos más populares de los Estados Unidos:

– 1968 Chevrolet Camaro
– 1969 Ford Mustang Mach One
– 1970 Chevrolet Chevelle
– 1966 Ford Mustang
– 1957 Chevrolet Bel Air
– 1965 Ford Mustang Shelby Cobra
– 1965 Ford Mustang
– 1969 Chevrolet Camaro
– 1967 Ford Mustang
– 1969 Dodge Charger

Los 10 mejores coches americanos de todos los tiempos:
– Ford Model T
– Ford Model 18
– Duesenberg Model SJ
– Jeep MB
– Oldsmobile «Rocket» 88
– Chevrolet Corvette
– Ford Mustang
– Ford GT
– Chrysler Minivan
– Tesla Model S
¿Crees qué los viejos muscle car son más bonitos que los modernos?Todo está en nuestras percepciones, los coches clásicos fueron creados en su mayoría en un proceso mucho más simple; donde los diseñadores usaron lápiz y papel para crear formas elegantes y líneas fluidas que no serían posibles en el software de diseño basado en computadora usado por los diseñadores de coches modernos.

Reconocimiento de coches americanos clásicos a nivel mundial

Cualquiera que vaya por la calle puede reconocer un coche clásico americano porque son distinguibles a la vista por lo grande, ostentoso y elegante que son y más si está bien conservado. Estos coches llevaban motores V8 carburación de gran cilindrada, todo porque la gasolina era muy económica, obviamente antes de la crisis petrolera que tuvo Estados Unidos en los años 80.

Un poco más de historia de los coches americanos

A mitad de los años 60 Pontiac lanzó un automóvil que serían el inicio para que las demás compañías tomaron el rumbo de hacer carros cuadrados y con bastante cuerpo como el Ford Mustang, Chevrolet Camaro y el Dodge Challenger. Estos fueron unos de los que hoy en día se consideran coches clásicos.

Asimismo, Chuck Jordan sería el diseñador que trascendió y rompió todos los estereotipos con sus artes hasta llegar a ser el presidente de General Motors. Él diseñó uno de coches americanos clásicos antiguos más recordados el Cadillac Eldorado. Se podría decir que fue una de las personas más relevantes en la historia de los coches americanos clásicos.

Crisis petrolera para los coches americanos clásicos

Esta vez, estamos reflexionando sobre los modelos clásicos americanos que jugaron un papel esencial en el cambio de la forma de ver los coches. Vehículos americanos que tuvieron un gran impacto en las tendencias automovilísticas de todo el mundo, no sólo en América. Vehículos clásicos americanos que merecen todos los elogios y el respeto que han recibido durante décadas.

Se dio debido a que países productores de petróleo dijeron que no iban a surtir más petróleo debido a que Estados Unidos apoyaba a Israel en la guerra de Yom Kipur. Es por ello que a partir de los años 80, la crisis se comenzó a agravar hasta el punto que los fabricantes de coches tuvieron que diseñar nuevas carrocerías para que consumieran menos combustible y lo lograron, con automóviles que consumían 9 litros de gasolina cada 100 km aproximadamente.

Es por ello que para esa época los coches americanos perdieron poder pero no quita su gran revolución y hoy son recordados como los mejores coches americanos clásicos para restaurar y mantener.

Lista coches clásicos americanos más populares

Algunos de los mejores coches americanos son:

  • Ford Mustang Fastback (1967)
  • Chevrolet Camaro SS (1967)
  • Chevrolet Corvette C3 Stingray (1968)
  • Dodge Challenger R/T (1970)
  • Pontiac GTO (1969)
  • Ford Thunderbird (1955)

Tanto así que hoy en día son buscados por los coleccionistas para restaurar o mantener.

Los coches americanos clásicos nunca mueren.